Una vez terminada la confección de la prenda debemos dar el último repaso y  añadir los últimos detalles. Pulir alguna pequeña costura que no haya quedado perfecta, añadir un transfer, planchar, etiquetar o empaquetar son las últimos trabajos que se realizan a la prenda antes de poder ser vendida.

¿Dónde realizamos el acabado final?

El último acabado de las prendas lo solemos hacer en el mismo taller donde nos han confeccionado